Las abreviaciones en medicina pueden ser un DDC (dolor de cabeza).

Jorge CastellanosNoticias

Casi un 5% de los errores de medicación reportados por centros de salud se han atribuido al uso de abreviaciones que son malinterpretadas por el personal, según un estudio liderado en 2007 por Luigi Brunetti, Pharm.D., profesor asociado de Farmacia de la Rutgers University, en New Brunswick, Estados Unidos.  “El uso de abreviaciones constituye uno de los principales atropellos que se producen en el lenguaje médico y es el propio profesional quien sufre las consecuencias”.

El primero de los enfoques adoptados para contener el problema ha sido la elaboración de listados institucionales de abreviaciones consideradas de riesgo que no debían ser utilizados por los profesionales, así como sesiones educativas de concientización que incluyen charlas, carteles y hasta etiquetas autoadhesivas recordatorias.  Un equipo dirigido por Hua Xu, PhD, director del Centro de Biomedicina Computacional del Centro de Ciencias de la Salud de la University of Texas, en Houston, desarrolló el prototipo de un sistema que reconoce abreviaciones en las historias clínicas electrónicas y, en tiempo real, interactúa con el autor de esa anotación para verificar el sentido correcto.

Este artículo fue publicado el 3 de julio de 2018 por el Dr. Matías Loewy ( medscape en español).  Si desea leerlo dele click al siguiente link:

https://espanol.medscape.com/verarticulo/5902899?nlid=123246_4762&src=WNL_mxmdpls_180709_mscpedit_gen&uac=180057EX&impid=1679765&faf=1#vp_4