Cuándo empezó la tos?

Jorge CastellanosPadres

estet0s

Tos crónica en los niños.

La tos es uno de los motivos de consulta más frecuentes en la práctica pediátrica.   En los padres de estos niños genera gran ansiedad, así como sentimientos de frustración, insomnio, impotencia y muchos temores.   Es un importante reflejo  que protege de la aspiración de materiales extraños y facilita la eliminación de secreciones y partículas de las vías respiratorias.

Cómo es la tos? Es progresiva? Es el único síntoma que se presenta o se asocia a otros? Qué la desencadena? Estas son algunas de las preguntas más importantes que tendremos que respondernos en el estudio del niño que se presenta con tos crónica.

La mayoría de las veces obedece a un problema agudo y la causa es evidente en el 80% de los casos; pero si es una tos diaria y persiste más de 4 semanas se considera como tos persistente o crónica. Las causas de tos crónica en los niños son muy diferentes de las de los adultos.   Según sus características la tos crónica se divide en tos específica, que es la que está  asociada a síntomas y signos que indican un problema subyacente e inespecífica la que no se relaciona con ninguna causa conocida. Clásicamente las causas de  tos crónica en la infancia se han extrapolado de los estudios en adultos considerándose al asma, las infecciones de vías respiratorias  altas y el reflujo gastroesofágico(RGE)  como las más frecuentes. Estudios recientes ponen de manifiesto que estas tres causas suponen menos de un 10%  en los niños.  La edad de presentación es un factor importante en cuanto a la orientación sobre una posible etiología.  Entre los 0 y 18 meses de edad el RGE constituye una de las causas más frecuentes, así como los anillos vasculares congénitos y el asma; en niños de 18 meses a 6 años: las infecciones de vías aéreas superiores, asma y RGE;   en mayores de 6 años: asma, sinusitis y la tos psicógena.

Una detallada historia clínica y una minuciosa exploración física nos pueden orientar hacia una tos específica y evitar exploraciones innecesarias. Cada una de ellas debe de personalizarse sobre la base de la sospecha clínica. La historia clínica debe incluir la historia neonatal, la alimentación,  búsqueda de alergias, patología digestiva, infecciones de vías aéreas superiores como: rinitis, sinusitis, otitis, adenoiditis y amigdalitis;  trastornos del sueño  y aspiración de cuerpo extraño. Investigar sobre las  características de la tos: ¿Cómo es el sonido de la misma?  Por ejemplo una tos metálica nos orientará hacia una epiglotitis o traqueítis, el graznido de un ganso o el sonido de un claxon hacia una tos psicógena, la tos paroxística a un síndrome coqueluchoide;  el lanzar  una pelota hacia asma o bronquitis.  Si es nocturna sospecharemos de alergia respiratoria o sinusitis,  si se presenta al despertar en las mañanas: bronquiectasias o fibrosis quística; relacionada con el ejercicio o con la risa hacia una causa asmática; si desaparece con el sueño a una tos habitual o psicógena.   ¿Es el mismo proceso o son reinfecciones?  Se deben investigar  antecedentes familiares de  fibrosis quística o tuberculosis. Factores ambientales como el tabaquismo familiar, asistencia a guarderías, convivencia con animales o presencia de irritantes en el medio ambiente.

Los análisis de laboratorio a solicitar dependen de los resultados recabados en la historia clínica.  En cuanto a los estudios radiológicos y de  gabinete  la radiografía de tórax debe de realizarse en forma sistemática para excluir patología respiratoria, cardiológica y la sospecha de la presencia de un  cuerpo extraño en vías aéreas;  el estudio más específico para descartar RGE es la pHmetría  esofágica, la radiografía lateral de cuello en casos de sospecha de adenoiditis y la tomografía de senos paranasales  para sinusitis.  En caso necesario solicitaremos la valoración del neumólogo para realizar pruebas de función pulmonar o endoscopías.

La tos es un síntoma y no una enfermedad por lo que nuestro objetivo fundamental es identificar su causa para tratarla. Los medicamentos de venta libre supresores de la tos no deben de ser usados especialmente en niños menores de un año por los efectos secundarios reportados.

Las recomendaciones finales son:

 

1) Los niños con tos crónica requieren de una evaluación especial.

2) Deben tener en esta evaluación cuando menos una radiografía de tórax.

3) En aquéllos en los cuales se presenta expectoración purulenta debe  documentarse la presencia de causas no muy frecuentes de tos crónica como son:   bronquiectasias,  fibrosis quística e inmunodeficiencias.

4)  La causa debe definirse para establecer un tratamiento oportuno.

5) En aquellos niños con tos inespecífica debemos de tomar en cuenta:

 

  1. a) Que la tos puede resolverse espontáneamente.
  2. b) Estar atentos a las preocupaciones de los padres, ya que la presencia de tos crónica afecta la calidad de vida de la familia.
  3. c) Las causas de tos crónica y sus tratamientos en los niños, muchas veces son diferentes de las de los adultos.

 

Dr. Jorge Rafael Castellanos Dorbecker.

Pediatría Médica.  Colegio de Pediatras de Yucatán, A.C.

Médica Itzáes.

E-mail:  jrcd54@hotmail.com

Este artículo se encuentra publicado en la Revista Misión Salud de este mes de Septiembre de 2017.  A continuación el link para acceder a la revista, una imagen del artículo y la revista completa en formato pdf.

http://misionsalud.com

tos crónica imagen mision salud

REVISTA-MISION-SALUD-MERIDA-35-2