Andadera, ¿sí o no?

Jorge CastellanosPadres

bebe-en-un-caminador-205x300

Por qué no son buenas para los bebés?  

Los bebés aprenden primero a sentarse, luego a arrastrarse, luego gatean (algunos) y más tarde comienza a ponerse de pie y caminar. Todo este proceso va acompañado de un desarrollo mental que no se puede forzar.

Cada niño tiene su propio ritmo y da cada paso cuando está preparado para hacerlo.

Por tanto, colocar al bebé en un andador cuando todavía no sabe caminar hace que su mente no sea capaz de reaccionar a ese movimiento. No está en concordancia lo que hacen sus piernas con su desarrollo mental, no puede coordinar los movimientos.

Al comenzar a andar por sí mismo va incorporando las primeras nociones espaciales de su propio cuerpo con respecto al entorno, pero en el andador ni siquiera es consciente del espacio. Impide que el niño pueda ver sus propios pies en movimiento, lo cual altera su relación con el espacio.

Por todo esto, un estudio publicado en 2010 en el Bristish Medical Journal concluyó que en lugar de enseñar a caminar, el andador retrasa el inicio de la marcha.

La Asociación Española de Pediatría, por su parte, es contundente respecto al uso del andador diciendo que “el mejor andador es el que no se usa”.

Quieres leer más sobre este tema?  

Dale click al siguiente link, en el cual hay incluso un video muy ilustrativo:  https://www.bebesymas.com/desarrollo/por-que-los-andadores-no-son-buenos-para-los-bebes

Tomado de:  https://www.bebesymas.com/